Print

10 años luchando junto a lxs presxs por la libertad

Written by Super User on . Posted in Uncategorised

La Cruz Negra Anarquista-CNA, es una red internacional de grupos que trabajan por la libertad de los presos y presas para que no sean nunca olvidados, acercando su situación a la sociedad. Apoyamos con especial fuerza a presas y presos anarquistas, pero no olvidamos que hay otros presos que luchan desde dentro de la cárcel, de diferentes ideas y con otras formas de entender la lucha. A ellos los apoyamos sin que ello suponga la plena identificación con sus ideas, pero si con su resistencia frente a la bestia carcelaria. No nos pensamos como un colectivo homogéneo, sino más como un espacio para coordinar trabajos y que mediante el apoyo mutuo y el libre acuerdo nos acompañemos en el camino hacia la libertad. 

Somos un grupo que desde hace diez años nos dedicamos a brindar solidaridad con nuestros hermanos y hermanas en prisión. Luchamos por la destrucción del sistema carcelario, pues entendemos que la prisión, el aislamiento y el castigo no son soluciones para los problemas sociales, si no que por el contrario, refuerzan este sistema. Vemos la prisión no como una parte más del capitalismo y la dominación, sino como uno de sus puntales, por eso, entendemos nuestra lucha anti carcelaria como una lucha anticapitalista y anti autoritaria. Pensamos que no hay remedio posible para las prisiones, no sirven, no las queremos. Anhelamos ver caer sus muros y con ellos este sistema. Buscamos una sociedad libre con alternativas efectivas para evitar la existencia de estos centros de exterminio. Queremos construir esa sociedad en el presente, en nuestra cotidianidad, no estamos esperando que se den las condiciones para una revolución; estamos haciendo la revolución desde ahora. Sabemos que hay diferentes maneras y modos de entender y practicar el anarquismo, pero creemos que existen varios puntos comunes: la búsqueda del máximo bienestar, la máxima libertad, el máximo desarrollo posible para todos los seres humanos, el no querer ser oprimido, pero tampoco opresor, el rechazo a la autoridad centralizada y coercitiva, la búsqueda de la auto regulación de la libertad.

Por eso el anarquismo, o los anarquismos, resultan sumamente incómodos para el Poder, y los anarquistas somos un enorme peligro. Un peligro al que hay que combatir y para ello el Estado echa mano de todos sus recursos, legales y extra-legales para armar casos y montar acusaciones.

Lo que está ocurriendo actualmente en la región mexicana es una muestra de ello. Arrestos, deportaciones, persecución, amenazas son parte de la cacería de brujas que el Estado ha decretado en contra de los anarquistas.

Desde hace más de un año el Gobierno de la ciudad de México junto con los grandes medios de comunicación iniciaron una campaña en contra del anarquismo, creando la imagen de un peligroso enemigo al que es necesario combatir por el bien de la sociedad, y con la excusa de combatir a ese peligroso enemigo han aprobado e implementado medidas que refuerzan el engranaje de control social: la instalación de más de 20 mil cámaras de vigilancia en la ciudad, la implementación del Protocolo de Contención de Multitudes, las reformas al código penal local para endurecer penas, mantener cercado el zócalo capitalino impidiendo el arribo de marchas,  la cada vez más numerosa presencia de policías en las calles son solo una parte de esto.

El saldo de esta política es de más de 500 personas detenidas en diferentes marchas y movilizaciones. Aunque no todas son anarquistas, los medios de comunicación repiten una y otra vez la versión de que lo son, como parte del montaje de su escenografía represiva, pretenden relacionar cada acto de desobediencia y protesta con el anarquismo, en un desesperado intento de esconder una realidad social en la que existe un enorme descontento que se está extendiendo, pues cada vez son más las personas que se desengañan de las mentiras de la democracia burguesa capitalista y buscan construir alternativas viables para tener una vida digna. Y también somos cada vez más las que sabemos que no podemos construir sin destruir hasta sus cimientos todo lo que nos oprime y explota.

Varios de los detenidos continúan encerrados. Nuestro hermano anarquista Jorge Mario González es uno de ellos. El 10 de enero fue sentenciado a 5 años 9 meses de prisión. Mario se ha mantenido en lucha desde su detención, llevando a cabo una huelga de hambre de 56 días. También Luis Fernando Bárcenas, acusado de quemar un árbol de navidad propiedad de Coca-Cola el 13 de diciembre pasado.

Si bien muchas y muchos de los detenidos no son anarquistas, vemos importante el solidarizarnos con la lucha por su libertad, pues como expresará el príncipe anarquista Pedro Kropotkin nadie será totalmente libre  mientras haya una sola persona presa

El 5 de enero fueron detenidos tres compañeros anarquistas después de que una concesionaria Nissan y un edificio de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes fueran atacadas. Las detenciones de Carlos López, Amellie Pelletier y Fallon Poisson han sido el pretexto para que la cacería de anarquistas se recrudezca. A nuestros hermanos les acusan de terrorismo. Ante esto no tenemos nada que decir más que para nosotros los únicos terroristas son el Estado y el Capital.

En medio de esta campaña anti anarquista, algunxs compañerxs organizaron el Simposio Internacional Anarquista/Jornadas Informales en diciembre pasado como un intento de reforzar el discurso y la práctica anarquista. En el Simposio estaba programada la intervención del compañero Alfredo Maria Bonanno, a quien el Estado mexicano le negó la entrada al país argumentando que es una persona peligrosa e indeseable. Al finalizar el simposio, fue detenido y expulsado del país el compañero Gustavo Rodríguez. Recientemente fue detenido Mario López “Tripa”, quien ya había sido detenido en el 2012, por lo que se encuentra bajo juicio. El compañero salió bajo fianza días después y poco después anunció su decisión de romper con el proceso jurídico.

No pedimos un juicio justo para nuestros compañeros ni imploramos que cese la persecución en contra del anarquismo. Sabemos que el Poder continuará persiguiéndonos y criminalizándonos. Demostremos que a pesar de la represión, de la prisión y las amenazas, nuestras ansias de libertad son grandes y que a través de la organización y la lucha es posible lograr un mundo mejor.

La razón que nos llevó a organizarnos fue para brindar solidaridad a los presos y a las presas anarqusitas.

Cuando llegan las detenciones, la represión en Guadalajara, en el marco de las movilizaciones contra la  III Cumbre ALC-UE (mayo de 2004) nos damos cuenta que, como grupos, como movimiento no sabemos qué hacer,  cómo actuar, qué responder.  Nos invade mucha rabia, mucha tristeza, de ver a nuestras compañeras y compañeros inmersos en un proceso penal amañando y de vernos imposibilitados para ayudarlos de una forma más efectiva

Lo que sucedió fue que nos vimos inmersos en una dinámica impuesta por otras organizaciones, incluso por ong´s y grupos de Derechos Humanos, que algunos, hay que reconocerlo, se acercaron de buena voluntad, a brindar apoyo, solidaridad, otros, y eso hay que decirlo claramente, se acercaron con la intención de ver que sacaban. De utilizar el momento de la represión y los procesos jurídicos de nuestros compañeros a su beneficio, para sacar mayor presupuesto, renombre, y nosotros al ver esto dijimos: no podemos permitir  que nuestras compañeras y compañeros que están presos sean utilizados de esa forma.  Decidimos entonces, sin experiencia, pero con toda nuestra indignación, rabia, tristeza, empezar a acompañar de manera más efectiva a nuestrxs compañerxs.

Esto fue el inicio.

A partir de ahí nos dimos cuenta que muchas de las organizaciones que se dedican a la solidaridad con presxs, entienden la solidaridad como una cuestión altruista, asistencialista, colocando al compañerx que está presx en una situación de “inferioridad” es decir, pobrecitx presx, lx golpearon, fue reprimidx, entonces necesitas que te tienda una mano, pero tú  ya nada digas. Nosotros que somos los expertos en DH, nosotros que somos los expertos en leyes, les vamos a decir que hacer, como llevar su caso, que decir, con quien juntarse, y eso no era lo que nosotros queríamos, nosotros entendemos la solidaridad como una relación entre iguales y que el hecho de que nuestrx compañerx esté en prisión no significa que esté imposibilitadx de seguir participando, proponiendo, de seguir luchando, organizándose.

Luchamos, no por la libertad de lxs presxs, luchamos junto con lxs presxs por su libertad, y no solamente por los presxs políticxs, también entendemos está lucha como una lucha contra el sistema carcelario, contra la prisión en sí, entendiéndola como un mecanismo de control social.

NADIE SERÁ COMPLETAMENTE LIBRE MIENTRAS EXISTA UNA SOLA PERSONA PRESA.

¡Abajo los muros de las prisiones!
¡Libertad a todxs!

 

 

¡Viva Tierra y Libertad!
¡Viva la anarquía!

Cruz Negra Anarquista de México.
 

Contador de visitas

1777834
Hoy
Ayer
Esta semana
última semana
Este mes
último mes
total
2516
3861
11428
1747923
72428
85978
1777834

Your IP: 54.158.238.172
Server Time: 2017-07-26 20:31:53